• Alejandro Ordoñez González

De camellos, elefantes y caballos

Leo en el diario El Universal, del 7 de noviembre de 2019, que en Tultepec, Estado de México, hallaron osamentas de 14 mamuts, con antigüedad de 14,700 años, que fueron cazados y destazados in situ, así como dos vértebras y una mandíbula de camello y un molar de caballo.

La nota no informa si los huesos del camello y del caballo son de la misma antigüedad, aunque según entiendo fueron hallados en la misma capa geológica, lo que daría pie para pensar que así es. Dado que hasta donde se sabe en estas tierras no existieron camellos ni caballos, me pregunto: ¿cómo podrían haber llegado ahí los huesos de esos animales, miles de años después, o si no será que los Tres Reyes Magos nos visitaron y anduvieron por estos lares hace 14,700 años y nuestros ancestros se almorzaron a sus cabalgaduras?